cabezera 1

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

cabezera 2

Ray-Ban Banner ES Giglio Fashion Worldwide 728x90 Super_728x90

17 noviembre 2017

Desamor, 17 de Noviembre 2017







DESAMOR 17 DE NOVIEMBRE 2017































Image and video hosting by TinyPic

16 noviembre 2017

Te Amo, 16 de Noviembre 2017







TE AMO, 16 DE NOVIEMBRE 2017





























Image and video hosting by TinyPic

15 noviembre 2017

Unos Renglones para Ti, 15 de Noviembre 2017





UNOS RENGLONES PARA TI, 15 DE NOVIEMBRE 2017

Si tu Corazón te duele, defiéndelo


¿Duele tu corazón?

 ¿Sientes que el amor en tu vida es cosa del pasado?

 ¿Te agobia el día a día de tu relación?

 Eres mujer, eres valiosa y lo más importante eres tú.

 No tengas miedo a luchar por lo que sientes, debes hacerlo por ti misma. Si quieres ser feliz primero defiende tu corazón.


 Tu corazón adolorido te recuerda que lo importante eres tú. Cuando sientas que tu corazón te duele, cuando sientas que se está rompiendo porque esa persona que amas te esta hiriendo, recuerda que eres mujer, que no hay nada más importante que tú.

 Si tienes hijos, sabes que tú eres lo más importante para ellos, por eso siempre recuerda que aunque te hieran y te duela el corazón, tú eres lo más importante y por lo tanto tienes como persona y como mujer la obligación de sacar valor, fuerza y coraje interior para poder hacerle frente a tus problemas, a tu dolor.

 Tu corazón importa más que aquel que te hace sufrir. Si quien amas te hace sufrir y no te hace sentir bien, feliz, amada, deseada y valorada… entonces, aunque duela,  es hora de decir adiós porque tú y tu bienestar es lo más importante. Hay veces que sientes que el amor murió. Hay veces que vemos todo color de rosa, como al principio de una relación: todo nos parece maravilloso, te dicen que te quieren, que te aman, te tratan con delicadeza y cariño. Pero después, con el tiempo, te sientes insegura: recuerdas las cosas que antes como pareja hacían y disfrutaban juntos y que ahora y ya no hacen, las palabras delicadas que antes se tenían y que ahora “ya no hacen falta”, y el constante temor que tienes a sin quererlo decir algo que pudiera molestarle a tu pareja…

  Nunca calles lo que tu corazón guarda.

 No es malo sentir ganas de llorar, gritar, desahogarse y sacar todo ese dolor que sientes. Las mujeres somos bellas y lo más bello que tenemos es nuestro corazón. Cuando nos duela y queramos curarlo hay que llorar para desahogarlo, debemos aferrarnos a nuestra felicidad y dignidad. Defiende tu corazón, aunque te sea difícil.

 Es duro darse cuenta de que esa persona a la cual amas, a la cual le entregas tu tiempo, tu cuerpo y tu vida, ya a no te corresponde como antes… Es difícil para una mujer, pues entregamos todo sin condiciones, con la una ilusión de recibir una mirada, un te quiero y un te amo sincero…  Tú eres lo primero.

 Aunque te duela, aférrate a ti, a esa hermosa mujer que eres. No permitas que se te cierren las puertas de la vida, nunca permitas que nadie te pisotee, tú eres una mujer digna, hermosa por dentro y por fuera y tienes una obligación contigo misma:

 SER FELIZ.



Autor: Marylu Lara





Image and video hosting by TinyPic

14 noviembre 2017

Cartas para Ti, 14 de Noviembre 2017




Nuestra distancia

Carta de amor en la distancia, para alguien muy especial.


A veces imagino que entre tú y yo no existe distancia alguna, que estamos juntos disfrutando nuestro amor, que tan sólo te fuiste como cada noche, dejando en mis labios la huella de tus besos, en mi piel la calidez de tus manos... y me duermo con una sonrisa en los labios para soñar de nuevo contigo, en ese interminable anhelo de estar cerquita de ti, de entregarte mi vida entera...

Pero la realidad es otra amor mío, estamos separados por muchas millas de distancia, y aunque nuestro amor sea fuerte y bello no dejo de sentir cierta nostalgia por ese deseo de tenerte a mi lado... Si vieras en mis fantasías locas cuántos momentos imagino que pasamos juntos, tomados de las manos, caminando juntos y mirándonos a los ojos en donde se encierra todo este amor que sentimos...
¿Será acaso amor, que la distancia agiganta los grandes amores? Porque yo te amo tanto que es imposible amar más, mis labios no desean más besos que los tuyos y musitan tu nombre con ternura a cada momento ¡Es increíble como he llegado a amar de esta manera! Pero me ha cautivado tu sonrisa, tus palabras, tu sentir y sobre todo, me ha cautivado ese inmenso corazón que llevas en el pecho y que me hace sentir feliz el pensar que está llenito de amor por mí...

Gracias amor... gracias por hacerme tan feliz, no importa que la distancia nos separe si aquí en nuestro corazón estamos unidos latido a latido, si somos un solo ser, compenetrados en pensamiento y sentimientos.
Te amo, ¿lo sabes, verdad? Sí... te amo amor mío, déjame cobijarte esta noche con mi amor para que llegue a ti un sueño tranquilo en donde lo único que encuentres sea este amor que a ti profeso...



Autor: Edith Cervera.







Image and video hosting by TinyPic

13 noviembre 2017

Textos para Ti, 13 de Noviembre 2017





TEXTOS PARA TI, 13 DE NOVIEMBRE 2017

Kilos de soledad


Cuando la soledad llega a nuestras vidas, no viene sola: viene acompañada de tristezas, decepciones, lágrimas, llantos, desánimo… ¡y de unos kilos de más en el cuerpo! No nos dejamos estar, no calmamos las tristezas con dulces, que luego, para empeorar las cosas, pasa lo que tiene que pasar… 

Tenemos que ser inteligentes, no dejarnos llevar por el desánimo, cuidarnos y mimarnos… no dejemos que la soledad nos tenga sufriendo más tiempo del necesario. Y de repente aquellos pantalones que siempre usaste, comienzan a quedar apretados; unos rollitos insolentes se asoman por la cintura, te sientes incómoda, pesada, inflada.

 Hace días que no te miras al espejo; que abandonaste la dieta, no haces el ejercicio; no estás conforme contigo misma. Tu cuerpo ha cambiado. Tu vida está cambiando. Pero no lo has notado. Si subes a la báscula, ella arrojará algunos kilos. Pero esos kilos de qué son, muchas veces son de “soledad”.

 ¿Te sientes identificada?

 Me refiero a esos kilos que una mujer suma en su cuerpo cuando termina una relación; cuando se refugia en la cama, y el refrigerador se transforma en la compañía perfecta. Cuando el abandono es una constante y la falta de voluntad es una respuesta inevitable.

 ¿Cuántos kilos de soledad tienes? 

¿Cuántos has subido después de tu última decepción?

 Pareciera que cuando un hombre deja de amarnos, cae el mundo; se terminan todas las posibilidades, y a mano sólo queda un “pote de helado o chocolates”; nos metemos en nuestra propia historia de sufrimiento y nos quedamos ahí espectadoras mirando el corazón roto. Por supuesto que muchas veces más comemos “desde nuestros estados de ánimo” cuando nos enojamos por algo del trabajo, nos peleamos con alguien, discutimos o sentimos que las cosas “no salen como deberían” y -por supuesto también que no todas las “mujeres reacción de la misma manera”.

 ¿Y que es comer desde la emoción?

 Es buscar una satisfacción o un auto-castigo a través de los alimentos, que implican en sí  mismo, la relación con la vida. En múltiples oportunidades nuestro cuerpo habla sobre aquellas cosas que no queremos decir nada; sobre la tristeza, la ira, el desamor, el vacío que sentimos, la carga social que pesa sobre nuestras espaldas. Pero, qué mejor oportunidad que “auto-conocerte,” que tomar conciencia de las cosas que te hacen reaccionar, y de la forma que has escogido para comunicarte; y entonces comprender que el abandono de tu pareja, la infidelidad, el maltrato que otros profieren hacia tu persona no es el escenario para que tú te sigas lastimando.

 Porque duele que te traicionen o que no te elijan, pero mucho más duele que una misma se traicione o no te elija; mucho más duele que tú misma eleves tus índices de colesterol, azúcar, grasa, triglicéridos porque otro sea el que no te ame. Los médicos han avanzado en el estudio de los trastornos alimenticios, y se ha destacado el hecho de que cuando los tenemos, en verdad tenemos un trastorno o desorden con la vida; es decir nos sentimos en “caos” y nos refugiamos en los alimentos para darnos el placer que “aparentemente el destino no nos aporta” o bien “para flagelarnos por lo que no logramos”.

 Sin embargo, esa conducta lejos de aportarnos una solución, nos acerca un problema; y por lo tanto en lugar de sentir un alivio, la pesadez del alma se hace más densa..

 ¿Qué hacer para combatir con los kilos de la soledad?

 Muchas cosas.

 Podríamos decir desde una excelente terapia asistida por un profesional, hasta terapia de café  (con amigas ) cuando la situación, sea aún manejable. Y eso lo sabrás a ciencia cierta tú misma.

 Por otro lado, podrás comenzar por: 

  • Eliminar alimentos que te engorden o aporten grasa innecesaria a tu cuerpo.


  •  Salir a caminar unos 30 minutos por la mañana, conéctate  con la brisa, con la vida, con la posibilidad que tienes cada día.


  •  Toma mucho líquido, las aguas de fruta son ideales.


  •  Busca productos altos en fibra con sabores agradable; antes que las galletas de chocolate, unos amarantos.


  •  Habla de lo que te sucede, no te lo “tragues”.


  •  Acepta tu presente, no busques que sea diferente.



Autor: Chuchi González.







Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...